Lunes, septiembre 25
Buenos Aires, ARG
14.4°C

Noticias

Estado morsa

LOS TORITOS 0-5 Los Morsas

Apertura 2008…Capitulo 1

Los Toros querían seguir su marcha triunfal después de la buena actuación en la copa, pero chocaron con un equipo de gigantes…que los dejó chiquitos.

En la sede de Parque Norte se daba cita el primer partido para los Naranjas, correspondiente al torneo Apertura 2008. Los naranjas, pese a quedar eliminados en cuartos de final en la copa Otoño, llegaban con una marcada cuota de ánimo y esperanzas para afrontar el nuevo reto, dado que desde Febrero a la fecha, el equipo ha ido mejorando y buscando solidez en sus líneas, cosa que fue casi imposible de ver durante el año 2007.

De entrada, el tamaño de los rivales no era un dato para dejar pasar ya que el equipo carece de jugadores que vayan bien en lo aéreo. Sumado a esto, con los primeros minutos se pudo ver un rival con buen trato de pelota, y siempre apostando a generar juego de ataque pero sin molestar seriamente a Scaramuzza. Los Toros, no encontraban la pelota y de esa manera se hacía muy complicado llegar al área Morsa. A los diez minutos, un saque de meta, realizado por el arquero Toro, sobró a la defensa rival como muchas veces pudimos ver en partidos anteriores, y Garcia, llegando en velocidad a puerta de área remató cruzado y apenas desviado. Esa ocasión sería la única de esa primera etapa, la cual, con el correr de los minutos se hacía insostenible. En dos jugadas a puro toque, Los Morsas sacaron ventaja y controlaban el partido.

Una decisión táctica de Hugo Lopez provocó una reacción de descontento para el volante Jonatan Abrutín, que no de acuerdo con la sustitución, protagonizó un entredicho con el técnico. El nerviosismo consumía la cabeza de Los Toros, las piernas no respondían al cien por cien, no se encontraba la inteligencia para tratar de manejar la situación adversa que alguna vez supo hacer en instancias de eliminación en la Copa. Lo cierto era, que los Naranjas se iban al descanso con un 0-2 como saldo y muchos enojos y reproches. La historia no parecía poderse cambiar en la segunda etapa…y así lo fue. Un Toro totalmente desdibujado permitió al rival control de punta a punta el juego. Solo queda resaltar una jugada aislada de Garcia, corriendo desde mitad de cancha, que no supo concretar frente al arquero Morsa y las corridas de Sempio que no encontraban socio para fabricar juego ofensivo. Algunos intentos de larga distancia, aunque excesivos, desde los pies de Sanchez no trajeron peligro al rival.

Final de la pesadilla llamada primera fecha…el bautismo ya pasó, y ahora es el momento para que Los Toros vuelvan a la senda victoriosa y comiencen a delinear el equipo para poder alcanzar la clasificación a la segunda ronda. Esta semana será de reflexión y análisis…ojala que los Naranjas la puedan aprovechar al máximo y preparar de mejor manera el próximo compromiso de la zona y así no regalar puntos que al final del camino, serán valiosísimos.