Hazaña futbolística

LOS TORITOS 2-1 Panzas Verdes

Después de la pasada y dolorosa derrota sufrida frente a un equipo notoriamente menor a Los Toritos, éste sábado…éste sábado el fútbol tuvo cita nuevamente en los botines de todos los integrantes del equipo naranja y se logró una victoria con sabor de hazaña. Una cancha que siempre fue complicada para los toros como la de parque norte no pudo evitar que éstos sean absolutamente superiores a sus rivales. Desde el comienzo del partido la idea de juego, planteada por Dany García en su rol como DT, fue aplicada de la mejor manera posible, la pelota rodó, Panzas Verdes corrió, Los Toritos cayeron al piso más de una vez por golpes de impotencia.

Y así es como los rivales se quedaron, en el primer tiempo, con un jugador menos tras un par de patadas inentendibles que trataban de ensuciar todo lo bello que Los toritos construían. Por ese camino y tras una buena combinación arriba, Camiña quedó frente al arco y definió con tranquilidad entre las piernas del arquero para poner a los toros arriba en el marcador. El primer tiempo terminaría de manera ideal, quizás se perdió un poco el orden sobre el final, pero sin dudas que la primer parte ha sido de lo mejor.

Al comenzar el segundo las cosas no irían tan bien como en el primero pero la pelota seguía siendo de los Naranjas, se llegaba al arco pero no se podía dar el golpe final para cerrar el partido. Y así es como Panzas se encontraron con el gol, tras unas distracciones en las líneas toras, y ponían el injusto 1 a 1 en el marcador. Lo importante es que, aún con la injusticia del empate, nunca se bajaron los brazos y el buen fútbol siguió siendo la vía del equipo toro. Hubo varias ocasiones más de marcar pero todas se extinguían luego de pegar en el palo o desviadas por el arquero…y el partido se extinguía, hasta que Lois, que ya jugaba de nueve hacía un largo rato, tomó contacto con la pelota y habilitó a Ramírez que logró vencer al arquero y marcó el gol de la victoria.

Para destacar: el mal desempeño del árbitro que tendría que haber expulsado al menos a un jugador más de Pansas ya que lo último que buscaban era la pelota, la función de Jonatan Abrutín de cinco organizador y distribuidor, la vuelta de Alejo Florín en el mejor partido desde que integra las líneas naranjas y la ganas y capacidad de jugar al fútbol del equipo en su totalidad.