Domingo, noviembre 19
Buenos Aires
14°C

Noticias

Panzas llenas…de postre

LOS TORITOS 2-1 Panzas Verdes

De una vez por todas, no sólo el juego sino la suerte estuvieron el mismo día y a la misma hora del lado de Los Toritos. En el último minuto de juego convirtieron el gol del triunfo frente a Panzas Verdes, en otra producción que invita a soñar. El día estaba ideal para la práctica de deporte al aire libre, el clima era excelente, y el campo, con pasto nuevo invitaba al buen juego. Los Toros no esquivaron estas indirectas del contexto y arrancaron el partido como en esos buenos pasajes de fútbol que suelen entregar última, aunque no regularmente.

Sin temor a sobredimensionar el rendimiento, los primeros 15 minutos de partido fueron perfectos. Es en este período fue que lograron abrir el marcador, en una rápida jugada que dejó a Federico Camiña de cara al arco. La definición fue de caño al arquero y 1 a 0.

El resto del partido, aunque ya no superlativo, fue bueno en general, buscando jugar la pelota por el piso en todas las ocasiones y generando numerosas situaciones de gol. Quizás la definición siga siendo el punto clave a mejorar, o más bien la contundencia. Si se concretara una proporción mayor de las opciones generadas, se pasarían menos sobresaltos. Cabe destacar que Panzas Verdes, jugó tres cuartas partes del partido con un jugador menos, por expulsión por juego brusco. Este tipo de comportamiento fue en general propio de todo el equipo rival, que incluso debió haber sufrido alguna otra sanción similar, pero el árbitro se apiadó en alguna patada y en una clara situación de último recurso, apenas penada con amarilla. En cuanto a sobresaltos, la última presentación no fue la excepción.

Promediando el segundo período, Panzas llegó al empate. La definición desde dentro del área chica, se debió en gran parte a por lo menos un par de excesos de confianza de jugadores naranjas que en vez de sacar la pelota cuando quemaba, o podía quemar, optaron por intentar jugar. Loable, pero tampoco debemos sonrojarnos por una pelota tirada a la tribuna cuando corresponde.

En el final, sin resignar fútbol, con una presión agobiante sobre campo rival, y después de resignar algunas chances claras, con incluso un remate en el palo, Los Toros tejieron una jugada por el carril izquierdo, que culminó con la definición de Ema al primer palo, 2 a 1 y festejo desenfrenado. Apenas quedaba el tiempo de descuento, en el que Panzas intentó con un remate que pasó cerca, pero no pudo. Los rivales tienen la panza verde, pero Los Toros, que comieron un plato principal delicioso y  el suculento postre del final, quedaron con las PANZAS LLENAS.

por Norberto Verae