Sumar para consolidar el rumbo

LOS TORITOS 5-2 Dep. Caballito

El partido fue contra debutantes en el torneo, un equipo que no tenía más de cinco partidos. Eso generalmente es una ventaja para un equipo con tanto rodaje. Nuevamente se dio esa sensación de “estar bien parado”. Los rivales, en el primer tiempo, casi no generaron situaciones de gol, mientras que los Naranjas consiguieron la ventaja primeramente. Otra característica que surge a las claras es la diferencia que hay cuando el equipo ataca que cuando el equipo defiende.

Sin dudas la primera parte es más exitosa que la segunda. Particularmente siento que la línea defensiva tiene que crecer mucho en lo individual. El gol de Deportivo Caballito llegó después de un lateral mal sacado. En líneas generales las pocas ocasiones del rival fueron gracias a errores en la última línea. Es que Los Toritos sólo pueden dominar la pelota en la primera línea de juego, es decir, entre los tres defensores y el cinco. Falta poder adelantar un poco más esa línea de tenencia para que en caso de pérdida, no se esté tan cerca del arco. Puntualmente el cinco, que en este caso fue Ballari, y la otra vez Ramírez, también tiene que aprender a dosificar los balones hacia atrás, dejar de poner a la defensa en situaciones incómodas que quiten seguridad personal. A veces falta un poco más de bochazo.El segundo tiempo estuvo complicado. Los rivales se acercaron mucho al arco y la contra no llegaba. Cuando se logró la contra, arriba se perdieron goles imposibles. También es cierto que cuando el equipo estaba mal y necesitaba un cambio, uno de los suplentes se negó a entrar. Todavía no se saben los motivos, pero no pareciera ser una lesión.

Se termina ganando en parte a la tarea defensiva y agresiva del arquero. Sacó tres pelotas claras, puso dos pase gol, y forzó un gol en contra. Una victoria importante como todas. Un equipo que se consolida y crece a partir de su columna vertebral. Falta mucho pero es importante la sensación de tirar para el mismo lado.

Dejá una respuesta