Lunes, octubre 23
Buenos Aires
16.3°C

Noticias

“Un equipo irregular”

Los Toritos no vieron acción el último sábado pero lostoritos.net fue a buscar al mediocampista Federico Camiña, que actualmente se encuentra alejado de las canchas por un tema externo. No dejó tema por hablar y se lamentó por no estar.

-¿En qué momento llegaste al equipo? ¿Cómo fue?

-Ya ni me acuerdo cuando llegué exactamente. Lo que puedo recordar es que jugué unos minutos en una ronda de eliminación, creo que por el final de 2007. Un tiempo más adelante fui convocado para formar parte del plantel para el nuevo torneo y ahí me quedé hasta que por fuerza mayor tuve que dar un paso al costado

-Fuiste dirigido por todos los técnicos que pasaron por el equipo. ¿Qué destacas de cada uno?

-Todos los técnicos que pasaron son muy diferentes, pero es verdad que siempre se puede destacar algo de cada uno. De Hugo, más allá de sus conocimientos y su experiencia en el ambiente del fútbol, rescato su manejo del grupo; creo que fue quien mejor mantuvo al equipo fuera de la cancha. De José García su predisposición en todo aspecto, inclusive para mejorar de la mano del grupo. De José Epifanio, puedo decir sin dudas que fue el más experimentado, principalmente en la parte táctica; lamentablemente su doble función como DT y jugador, no le permitió llegar al plantel como necesitaba. De Mati, su personalidad, la misma que muchas veces lo hacer emerger por sobre el resto y que las otras le juega alguna mala pasada con propios y ajenos.

-Recordando: ¿El peor y el mejor momento en todo este tiempo?

-Los peores que recuerdo ahora son recientes: en lo estrictamente futbolístico la goleada de Belheza, cuando el baile termino siendo abrumador y hasta terminaron regulando; y en lo personal, hace muy poco cuando tuve que dejar el equipo. Con respecto a lo mejor, sin dudarlo, aquella rueda que ganamos. No fuimos un equipo descollante, no hay que engañarse, pero terminamos merecidamente primeros e incluso, podríamos haber llegado un poco más lejos en las eliminatorias.

-En aquel 2009, cuando el equipo accede por primera vez a la segunda ronda del torneo largo, te tocó reemplazar a Dany Garcia por una lesión. ¿Cómo fue esa etapa?

-Fue una etapa que disfruté mucho. Quizás por mi juego me sienta más cómodo en el mediocampo, teniendo más contacto con la pelota y distribuyendo el juego. Pero incluso para mi sorpresa, me sentí muy bien en la posición y creo que pude estar a la altura de las circunstancias.

-El presidente Daniel Garcia te nombró como vicepresidente del club para que sea su mano derecha. ¿Cómo es su relación con él y cómo desempeña la función?

-La relación con Dany es muy buena, de amigos, aunque según el presente de cada uno nos vemos más o menos. Con respecto a la función, e independientemente del rango, siempre estuve predispuesto a colaborar. La idea desde el comienzo fue que Los Toritos crezcan y mejoren su performance. Por épocas se consiguieron frutos.

-En los años que tenés en el club, han pasado muchos jugadores. ¿Cuáles no podrían faltar nunca en tu equipo, si lo tuvieras que armar vos?

-Me voy a quedar con dos, sin negar las cualidades de muchos otros, pero creo que éstos son muy difíciles de reemplazar: Fernando Barrios, arquero de nivel profesional; y Martín Ballari, que en sus mejores épocas se hace dueño de la mitad de la cancha.

-Cada campeonato que comienza da la sensación de que el equipo está más maduro y que, además, consigue un par de buenas incorporaciones. ¿Sentís que siempre se vive una situación parecida? ¿Crees que es más una sensación típica y lógica de ilusión renovada, o una verdad?

-Creo que siempre estas cosas son mezcla de muchas variables que se conjugan de distintas maneras para llegar al resultado final. Hemos tenido de todo, buenos y malos comienzos; buenas y aunque duela malas incorporaciones; en definitiva. Mejores y peores momentos en general. Sin embargo me parece lógico que cada campeonato que comienza sea una renovación de ilusiones, más aun si se observan cambios en el plantel, la conducción, el juego, etc.

-¿Cuál es el aspecto más sobresaliente del equipo?

-Siendo fuertemente autocrítico, me duele decir que considero que nunca nos hemos hecho lo suficientemente fuertes en ninguno de los aspectos del juego. Ha habido mejores momentos en defensa, en ataque, o en el juego en sí, pero ninguno que se haya consolidado como una característica.

-¿Cuáles son las causas que llevan a que dentro de la cancha no se puedan plasmar las ideas de juego?

-Me he cansado de decir que es el individualismo, el egoísmo, la falta de compañerismo, sacrificio y confianza en el de al lado. Fuera de la cancha, hay compañeros de primera, con los que he podido cultivar muy buenas relaciones. Sin embargo, dentro hay transformaciones desconcertantes. Nadie se pone en el lugar de ceder su posición personal y privilegiar el bien común. Se busca destacarse por sobre el resto, demostrar ser imprescindible, cuando es evidente que nadie está en condición de serlo. Cuando se han conseguido resultados, fue el equipo el que se destacó y no alguno de los jugadores en particular.

-¿Cuáles son los aspectos que más se deben trabajar?

-Si se trabaja en este tema, se va a poder crecer por encima de esa barrera que nunca se ha podido superar, tanto en cuanto al avance en los torneos, como a la regularidad en el juego. De otra manera, dependerá del día de cada jugador y será una lotería lo que pase adentro de la cancha en cada partido. Por otro lado, no quiero dejar de lado el trabajo con la pelota. Eso no debe subestimarse. Lo más importante en este juego es pasársela al que tiene tu misma camiseta, y a veces parece que nosotros nos olvidemos de esto.

-¿Está consolidada la idea de equipo? ¿Qué cosas pensás que faltan para que se pueda consolidar?

-Es volver sobre lo mismo. Las ideas están: tener la pelota, jugar de tal o cual manera, defender con tres, etc. Depende de cada partido, del rival, etc. Pero la implementación de esas ideas en la cancha dura minutos, a veces muy pocos. Cada individuo debe entender e internalizar la idea de equipo, y ponerse totalmente a disposición de la causa. El que no entienda esto, o no pueda llevarlo a cabo, no sirve.

-¿Qué haces desde tu lugar y tus posibilidades para que eso suceda?

-Desde mi lado, y siempre que pude, expresé estas ideas, y por supuesto, intenté reflejarlas dentro de la cancha. Solo espero que se haya notado.

-Sin dudas la llegada de Epifanio en su momento sirvió para allanar caminos en las conversaciones de cómo afrontar un partido, ¿Sentís que la dupla que formó con García funcionó?

-No, lamentablemente no funcionó. Como dije anteriormente, cada uno tiene sus virtudes, pero la dupla no se complementaba como necesitaba el equipo. Son muy diferentes y sus personalidades les han impedido encontrarse en las ideas.

-¿Estaba bien que uno de los DT establezca la táctica y el otro los jugadores que saldrán a la cancha?

-Justamente esa es una de las cuestiones en donde no se complementaban. Cada uno pensaba por separado y hacían su parte sin comunicación previa. Lo siento como DT a reglamento, donde cada uno hacía hasta una raya y jamás se permitía que el otro pasara del lado de enfrente.

-Y la llegada de Matias Lois a la dirección técnica, ¿qué le sumó y qué le restó a la idea de cómo afrontar los partidos?

-Creo que el aporte que hizo Matías fue traer nuevas ideas, más modernas. Creo que piensa los partidos y busca llevar su idea a cabo. En la parte del debe está su personalidad, que choca con muchos de los compañeros y que se exacerba con su doble función de DT-jugador.

-Vos fuiste el máximo impulsor del proyecto Lois. Ahora con un año de trabajo ya, ¿crees que es conveniente su doble función jugador/técnico?

-Si, asumo mi apoyo al proyecto, y no me arrepiento para nada. Pero insisto en que no es fácil hacer las dos tareas a la vez, y mucho menos con su forma de ser. De todos modos, no hay que mirar para otro lado, cuando se piensa en las convocatorias. No siempre hay plantel como para que él pueda quedarse en el banco y solo dirigir.

-Con todo el tiempo que llevas en el club, ¿qué clase de equipo sentís que es? ¿Hay sustento para la ilusión?

-Creo que claramente somos un equipo irregular. Hemos conseguido cierto respeto de algunos equipos de mayor prestigio, pero hay un largo camino para llegar a ser un “equipo en serio” y poder pelear de igual a igual con todos los rivales.

-Un equipo que no logra consolidarse fuera y dentro de la cancha como conjunto, que no logra consolidar el concepto de compañerismo y la idea superadora de equipo, ¿puede pelear en los lugares más altos de la tabla?

-No, sin dudas que no. Como dije antes, se puede ganar o perder, jugar mejor o peor, etc. según como se conjuguen todas las variables. Pero pelear seriamente, solo si se consigue un camión completo de suerte.

-¿En qué posición te sentiste más cómodo o te da la sensación de que podes aportar más al equipo?

-Cómodo, por suerte, me he sentido en todas las posiciones en las que jugué. Obviamente, ante un cambio de puesto, se necesita algún tiempo de adaptación, pero sin mayores problemas. Hoy creo que me siento con mayores posibilidades de aportar jugando por el centro de la cancha, como medio (5) o enganche (10).

-¿Un gol tuyo que recuerdes por sobre los demás?

-Recuerdo varios, el primero, uno de cabeza en Puerto Madero, poco habitual en mí, etc. Pero me voy a quedar con uno en Salguero, a Goyo, creo que jugando para Técnicamente, desde lejos, esquinado y que sirvió para ganar el partido.

-En la actualidad no podes ser parte del equipo dentro de la cancha por un tema de horarios, ¿cómo se vive esa situación? ¿Hay plazos de regreso?

-Y, es feo estar afuera, te genera mucha impotencia. Pero por ahora está fuera de mis posibilidades volver. Sin embargo, voy a hacer todo lo posible y en cuanto se den las cosas, estaré con la naranja nuevamente.

-Para el próximo torneo, ¿cuáles debieran ser los objetivos?

-Ya he mencionado extensamente las cuestiones grupales, así que voy a centrarme en los objetivos deportivos. Creo que hay que pensar en buscar regularidad, perder cuando haya que perder, pero ganar cuando haya que ganar. Aspirar a pelear arriba en la zona, clasificar, y si se dan las cosas, entrar a la Copa.

-Hace no hace mucho tiempo, en la web hubo una encuesta para elegir el equipo ideal de Los Toritos históricamente. ¿Podes darnos tus nueve titulares?

-Que difícil! Por supuesto voy a exceptuarme. A ver, no estoy del todo seguro pero vamos: Fernando Barrios; Javier Anllelini, Francisco Barbero, David Rodriguez; Martín Ballari, Gonzalo Tranchida; Guillermo Funes, Patricio Barril y Dany Garcia.

-Cierre final libre.

-Para el final, simplemente quiero saludar a todos los que fueron o son parte del equipo. Espero puedan reflexionar y aportar para mejorar lo que tengan a su alcance. Por  mi lado lo he hecho durante mucho tiempo y espero poder a hacerlo.

por Dany Garcia

Periodista deportivo. Webmaster.