Domingo, noviembre 19
Buenos Aires
14°C

Noticias

Se calzó el overol

Los Toritos vencieron a Lacoste FC 2-0 y volvieron a acomodarse en la tabla. El equipo de Martín Maiorana logró una victoria clave que le permite volver a prenderse en la lucha por el ascenso y validar el gran trabajo que viene demostrando el equipo partido tras partido. El equipo naranja sufrió la expulsión de Eduardo Giagame en el primer tiempo y sin embargo logró llevarse los tres puntos. Los tantos fueron marcados por Martín Ballari, ambos en el segundo tiempo. También fue expulsado el técnico Maiorana que tuve que abandonar la zona del banco y comunicarse con sus dirigidos a través de un celular para enviar indicaciones.

La ilusión de Los Toritos se basa en un bastión fundamental para analizar el rendimiento del equipo. Se siente ganador. Lo que hace unos meses era un equipo perdido, sin identidad, desmoralizado desde el funcionamiento y los resultados, hoy la imagen es otra. El DT ha logrado encontrar un equipo de memoria. Y no sólo por la posibilidad que está teniendo en repetir a los jugadores, sino por el rendimiento colectivo que viene demostrando. Si cualquiera espectador hubiera visto el partido del sábado, no debería haberle llamado la atención si observaba el cartel de “Hombres trabajando”. Porque eso hizo el equipo el sábado. Trabajó un resultado y se llevó su premio. La temprana expulsión del defensor naranja modificó el transcurso del partido y obligó al equipo a plantear un juego distinto al que venía desarrollando. Con la pieza fundamental de Maximiliano Vega en el mediocampo, Los Toritos lograron tres puntos importantísimos.

El equipo se levantó del partido anterior en el que mereció más pero no se llevó nada. Con la jerarquía de Gonzalo Rojas que dio una mano en el arco, tuvo una tapada clave cuando el partido estaba 0-0 además de la templanza necesaria en el fondo de Exequiel Ramírez. El conjunto naranja lastimó en la ofensiva con el nivel de su goleador Dany García y las definiciones de Martín Ballari. Así la victoria significó mucho más que tres puntos. Sirve para convalidar el trabajo que vienen realizando y para seguir reforzando el mensaje del técnico, que se basa en el sacrificio y en el compromiso, virtudes qué, si el sábado algún externo hubiera estado en cancha con ese equipo, seguro se hubiera puesto el overol con ellos.

Gonzalo Leiva Rojas

Una vez más vino a colaborar con el equipo. Nuevamente tuvo algunas participaciones en las que fue clave. Se muestra siempre muy seguro y con confianza debajo de los tres palos. En el segundo tiempo sacó una pelota que pudo haber cambiado el rumbo del partido.

Eduardo Giagame

Difícil de clasificar su partido. Temprano en el primer tiempo fue expulsado, bien expulsado, tras una reyerta con un rival que había agredido a un compañero. El lateral salió de inmediato a la zona del conflicto y tuvo un encontronazo. El árbitro decidió expulsar tanto a Giagame como a Maiorana, que protestaba desde el banco, y al arquero rival.

Martín Ballari

Comenzó el partido cubriendo una ausencia momentánea como central. Desde ahí se movió bien aunque el fondo en si no estuvo del todo acomodado. Luego, en la segunda mitad, ingresado por la banda izquierda, tuvo su mejor desempeño. Estuvo ordenado para seguir la marca hasta el fondo. Dio una gran habilitación que no fue aprovechada por el receptor y, finalmente, llegó a marcar dos goles tras una muy buena conexión colectiva.

Bautista Rueda

El capitán volvió a tener uno de esos partidos que sirven para que todo el equipo se contagie. Su entrega y prestancia son siempre muy elevadas. Por su lado los rivales no pudieron pasar nunca. También tuvo algunas intervenciones en el ataque, una muy clara que no pudo terminar adentro por poco.

Maximiliano Vega

Siempre una referencia futbolística y simbólica. Cada vez va teniendo una predominancia más importante en el juego y para sus compañeros. En este encuentro, sin embargo, tuvo que pedir demasiado la pelota porque el equipo estuvo muy atolondrado y salteó muchas veces su posición.

Martín Mansilla

No tuvo una presencia tan marcada como en los últimos partidos. Alternó buenas y malas, por momentos pudo encontrarse con algunos compañeros. Tampoco estuvo muy preciso con las pelotas paradas, de las que sigue siendo el encargado. Lo que sí estuvo como siempre fue su compromiso y su sacrificio para marcar cuando hizo falta.

Guillermo Funes

Viene en clara repuntada desde su regreso tras la lesión del tobillo. El partido pasado se había movido muy bien en la zona alta de la cancha, este volanteó muy bien por la derecha. Logró concretar un par de buenos desbordes en la primera mitad. Y metió un muy buen zapatazo de media distancia que el arquero rival sacó con una gran volada.

Cristian Ardito

Muy activo, muy veloz. Tuvo una clara en la segunda mitad que se generó tras un toqueteo en la mitad y con el atacando el espacio. Esa oportunidad no la pudo aprovechar. Pero en la siguiente jugada, nuevamente atacando el espacio, y en coordinación con Dany García, con quien se entiende a la perfección, hizo un muy buen desborde y con un centro dejó solo a Ballari para que convierta el primero.

Rodrigo Montechiesi

Estos últimos encuentros estuvo arrancando muy desconectado los partidos. No logra encontrar su nivel de hace unas semanas en las que era, sin lugar a dudas, el más claro en el ataque. de todas maneras hay que rescatar algunos pares de jugadas donde tuvo esa chispa, ese toque corto y corrida hacia adelante que son muy punzantes. Esperemos que recupere pronto su nivel.

Dany Garcia

Desde que ingresó marcó diferencia. Un jugador cada vez más cerebral. Tuvo un rol muy importante en las dos jugadas de gol. Se lo ve cada vez más un jugador de equipo. Arriba, aguantando la marca y llevando la atención de los rivales es muy importante, deja más espacio para los compañeros que vienen desde el fondo. Un muy buen regreso el del 9.

Federico Camiña

El tiempo parece no pasar nunca para el histórico volante. Dos indicaciones y ya está presto para aportar. Orden y buena distribución aporta siempre. A pesar de no poder concurrir muchas veces, siempre que concurre lo hace bien.

Exequiel Ramirez

No pudo llegar a horario por lo que ingreso a jugar con el primer tiempo avanzado. Cada vez transmite más seguridad y confianza a sus compañeros. Es una pieza clave para el orden del equipo, siempre que está en cancha, logra contagiar un ritmo acompasado. Sigue siendo muy importante su lectura del juego que le permite llegar muy bien a las segundas jugadas.

por Martín Mansilla

Dejá una respuesta