Lunes, octubre 23
Buenos Aires
16.3°C

Noticias

Actitud derrotada

Una nueva derrota, con resultado categórico de 7-1, vuelve a golpear el ánimo toro. El fin de año termina siendo con un balance negativo. Todavía resta jugar una fecha más.Si se quiere ser breves se puede decir que fue uno más de esos partidos en que el equipo empieza bien y, ante la primera adversidad, todo se desmorona. Los primeros minutos fueron, entonces, buenos. Un comienzo ordenado, con algunos movimientos interesantes de pelota y pasajes al ataque esperanzadores. Pero, en una pérdida cerca del área rival, Luganotasaray encontró un callejón despejado para la contra y no perdonó. Los Toros sintieron el impacto. Y para colmo, o acaso en consecuencia de ello, volvieron a sufrir otro gol. Y otro. A los 10 minutos, el partido estaba empinadísimo para los naranjas. Y mucho más se lo complicaron ellos mismos dentro del terreno de juego, con un poco de desorden y un marcado hartazgo ante cada error de algún compañero.

El resultado termina siendo muy abultado y ya forma parte de un número más en la estadística general de Los Toritos. No hay que detenerse solo en eso. Si no en lo que hace a la cuestión actitudinal del equipo. Si bien seguramente habrá un balance del año, tanto en la mente de cada uno de los integrantes del equipo como en alguna página que quede plasmada en esta web, vale encarar el tema ya mismo de cara al partido del próximo sábado.

Cuando terminó la primera parte daba la sensación al mirar las caras, en general en dirección al piso, de que la diferencia era mucho más grande que tres goles. Si bien tiene cierto sentido eso, porque, insisto, se vio reflejada en la cancha la superioridad de un equipo al otro, también tendría sentido poder anteponerse a la frustración y comprender que cuando peor se está, a veces, con un pequeño empujón la situación se puede revertir. Pero no. Durante todo el segundo tiempo la cosa se mantuvo igual o peor. Casi no se vieron jugadas interesantes salvo el gol Toro totalmente fuera del contexto del partido. Y si, por el contrario, gestos y palabras de reclamos para con los compañeros. Da toda la sensación de que lo mejor que puede ocurrir es que el año termine pronto. Pero la solución para el próximo no será mágica. Y va a depender de las ganas y la voluntad de cada uno de los integrantes de este equipo de fútbol.

FICHA DEL PARTIDO

por Martín Maiorana

Escritor

Dejá una respuesta