Nunca le alcanza

Los Toritos fueron nuevamente derrotados, esta vez por la mínima diferencia, 1-0, frente a un rival de buen nivel como Paysandú. El gol recibido, bastante atípico y desafortunado, fue en una de las escasas veces que los rivales llegaron al arco Naranja. Por el lado de los toros, se jugó un gran partido, con orden y, además, con gol. Pero claro, el árbitro se encargaría de anularlo.

La cita a mediodía colaboró, acaso, para que todo el plantel esté en la cancha a tiempo. Esta vez se sumaron dos jugadores que habían estado en la pretemporada de verano –un gran acierto del cuerpo técnico y la CD- Lucas Gerber, que vino a suplir la falta de 5, Martin Bagdali, que vino a reemplazar las ausencias de López y Demián, y otro que ya vino en ocasiones pasadas a prestar servicios en la delantera, Lucas La Mármora. Desde el vamos se sabía que se enfrentaba a un buen rival, que tenía en la mita de cancha, a sus mejores jugadores. Sin embargo, el conjunto naranja fue siempre el protagonista del partido.

En la primera mitad lo fue siendo dominador de la pelota, teniendo paciencia para su traslado y para recomenzar la jugada cuando fue necesario. También, a diferencia del partido pasado, el conjunto estuvo mucho más ordenado en la marcación. Lucas, parado como 5 nunca perdió ese lugar de referencia ni para marcar ni para jugar. Mientras que los volantes Funes y Maiorana hicieron un desgaste muy grande para plegarse defensivamente. Pero en una jugada sobre el final de estos 25 minutos, un rival se filtró por la mitad, encaró hacia el arco y tras una serie de rebotes desafortunados, un rival la terminó empujando hacia el fondo.

En la segunda parte, el equipo siguió siendo protagonista, pero ahora mucho más volcado a la ofensiva, apretando muy arriba la salida de los rivales. Se sabía dentro del equipo, y hasta alguien lo mencionó en el entretiempo, que con una mínima chance que se le diera a Montechiesi, se podría igualar el resultado. Y esa chance llegó. Y Montechiesi la aprovecho y convirtió, pero el árbitro cobro un foul absolutamente inexistente. Después, el arquero rival también tuvo un par de tapadas brillantes.

El aspecto más flojo que mostró el equipo es que no aprovecho nunca la pelota parada y le falto fineza en los últimos metros. Es imposible no notar una constancia en las buenas intenciones y en la consolidación de un equipo que viene repitiendo muchos apellidos con gran rendimiento en los partidos disputados. Ilusiona que la vuelta de aquellos que están con lesiones ayude a consolidar todavía más lo que se consiguió. Y, claro, que comiencen los resultados.

Gabriel Galeano
Muy buen partido, con dos intervenciones claves, del arquero que fue retomando, en los últimos encuentros, el nivel que se esperaba de él.

Eduardo Giagame
Otra vez un partido sin casi fisuras del central. Muy firme e inspirador en algunos cruces al rival.

Bautista Rueda 
Otra vez capitán y otra vez muy bien. Es cierto que malogró algunos pases sencillos, pero su aporte al equipo fue importante igual. Los pelotazos largos hacia las diagonales de los medios son cada vez más precisos.

Martín Bagdali
Muy firme y ordenado durante todo el partido. Además, demostró un muy buen juego aéreo, algo de mucha importancia para un equipo que tiene, en ese departamento, poca gente.

Lucas Gerber
Un primer tiempo memorable. Hizo todo bien, sobre todo desde lo posicional. En la segunda mitad mantuvo el nivel, pero, cansancio de por medio, con algunas pocas flaquezas entendibles.

Guillermo Funes
Buen partido del volante. En el primer tiempo no tuvo mucho contacto con la pelota. En la segunda mitad le llegó más, pero no estuvo lo suficientemente fino como para hacer la diferencia.

Martín Maiorana
Un partido regular, sin altibajos. Cumplió muy bien su rol defensivo, le faltó un poco más de aporte en la ofensiva.

Martín Mansilla
Gran primer tiempo que lamentablemente no pudo coronarlo con un gol o una asistencia. En la segunda mitad estuvo bien también, aunque físicamente más al límite, puesto que está regresando tras una lesión.

Rodrigo Montechiesi
En este partido tuvo picas chances, en la primera mitad casi ninguna. En la segunda, la más clara, que fue otra vez fruto de su autogestión, terminó en gol que el árbitro, fatídicamente anuló.

Lucas La Mármora
Como siempre se lo vio inconexo o lagunero. En la mejor jugada que hizo, trepando por la izquierda, tras dos caños metió un remate fantástico que el arquero rival desvió muy bien.