Martes, febrero 20
Buenos Aires
24.4°C

Noticias

Un tropezón no es caída

El sábado por la mañana, en la sede Colegiales, Los Toritos sufrieron una goleada 3-0 ante Hacha y Tiza, equipo que va tercero en la tabla de posiciones y se afianza como candidato a ascender (sólo perdió 1 partido de 7 jugados). Fue un duro golpe para el equipo Toro, que venía acumulando buenos rendimientos y resultados, pero por bajas a último momento y la imposibilidad de realizar una charla previa al partido no pudo seguir por la misma línea. La superioridad no sólo se tradujo en el marcador sino en todos los aspectos del juego: tenencia, creación de oportunidades, intensidad y neutralización del rival.

Si bien los primeros 20 minutos del partido fueron con mayor dominio de Hacha y Tiza, hasta ese momento Los Toritos soportaron correctamente la presión del rival y hasta tuvieron dos posibilidades de marcar a través del contra-ataque, pero no fueron capitalizadas. Tras una buena jugada por el sector derecho y un pase atrás se abrió el marcador. El primer tiempo sólo había terminado 1-0 pero en el conjunto Toro estaba la sensación de que sería muy difícil poder revertir el resultado. Las respuestas futbolísticas no aparecían y el rival no mermaba en su intensidad.

El segundo tiempo se desarrolló con similares características. Por la urgencia del resultado Los Toritos salieron a buscar con más jugadores, dejando espacios atrás, lo cual le permitió al rival poder estirar su ventaja hasta un 3-0. Sin desmerecer el rendimiento del justo ganador, con este resultado queda clara la importancia de no llegar al partido sobre la hora, tener un momento de concentración y mentalización junto a sus compañeros, poder presenciar la charla del DT para, no sólo saber qué plan de juego se desarrollará principalmente, sino también cuál es el plan de contingencia en caso de que la propuesta original no prospere. El sábado Los Toritos pareció un equipo amnésico que no respetó ninguna de todas las virtudes que desarrolló en los partidos anteriores. A recuperar la memoria para la próxima fecha.

por Manuel Luquet

Periodista. Escritor.