Martes, febrero 20
Buenos Aires
24.4°C

Noticias

La peor despedida

Los Toritos cerraron el torneo con una nueva derrota. En esta ocasión fue 3-0 ante Pone la Pata Ricardo. El conjunto Naranja no desplegó su mejor versión en los 50 minutos que dura el partido, sin embargo, el resultado no refleja con fidelidad lo que sucedió en el transcurso del mismo. Quizás sí fue merecedor del triunfo Pone la Pata por su eficacia (y un tremendo golazo de tiro libre), pero no por tamaña diferencia.

Los Toritos se hicieron cargo de la pelota, como en casi todos los partidos del torneo, pero no supieron administrarla correctamente. Se vio un equipo nervioso, inseguro, alterado, con poca claridad a la hora de tomar decisiones. En el primer tiempo se realizaron alrededor de 8 tiros a puerta desde afuera del área. Esa debe ser una alternativa ante la imposibilidad de llegar con pelota dominada a zona de peligro, pero no la norma. Y en el segundo tiempo se volvió a repetir la fórmula: el equipo la tuvo, pero casi siempre decidió mal. Se buscó poco el descanso en Vega y De Benedetto, dos jugadores claves en la pausa anterior al pase filtrado o el cambio de ritmo que puede generar una ocasión de gol.

El balance del torneo, desde los puntos y las estadísticas, termina siendo negativo para Los Toritos. Muy pocos goles a favor, tres triunfos (sólo uno de ellos habiendo jugado, ya que dos rivales no se presentaron y dieron los puntos) y claras señales de impotencia en el campo de juego cuando las cosas no salieron bien. Se acercan nuevos desafíos en el 2018. Las incorporaciones serán un punto clave para afianzar puestos fundamentales como el de arquero (atajaron más de 5 personas distintas en este torneo) y encontrar soluciones a los problemas. También será importante encontrar un nivel de compromiso mayor en la asistencia a los partidos. Sólo así podrá lograrse una base competitiva que permita soñar en grande.

por Manuel Luquet

Periodista. Escritor.