martes, marzo 5
buenos aires, argentina
16.3°C

Noticias

El bendito “tiro final”

Los Toritos igualaron 1-1 ante Lacoste en una calurosa mañana, no sólo por el clima, sino por las rispideces dentro del campo de juego. Antes de realizar un análisis estrictamente sobre el juego, es importante señalar la mala conducta que ha tenido en reiteradas ocasiones el arquero de Lacoste, quien en esta ocasión se quejó por la inclusión de dos jugadores que estaban contemplados dentro del plantel de Los Toritos, pero que llegaron tarde. Es lamentable tener que presenciar situaciones desagradables que pueden derivar en violencia dentro del campo de juego por culpa de un inadaptado.

Yendo concretamente al desarrollo del partido, Los Toritos lograron mantener un buen nivel nuevamente en el aspecto defensivo y organizativo, pero también falencias en el plano ofensivo. Ante la ausencia de Daniel García, habitual e histórico número 9 del equipo, fue Iván Medina, debutante en Los Toritos, quien malogró tres situaciones muy claras de gol. A pesar de los fallos, Medina fue un punto alto dentro del equipo y su actuación fue más que positiva. Pero la realidad, a esta altura, es irrefutable: Los Toritos dependen totalmente de que el delantero central marque los goles, sino, nadie más lo hace. Y está claro que no se trata de echar culpas a un mediocampista en particular, sino a una falencia general que quizás deba ser considerada por el Cuerpo Técnico a la hora de pensar el sistema de juego: cuál es el rol de los volantes externos y los laterales, en qué momento deben llegar al área y cuáles son las alternativas en caso de que el número 9 no tenga una buena mañana.

El empate puede ser considerado justo ya que Lacoste tuvo dos tiros en el poste en el primer tiempo, y Los Toritos desperdiciaron algunas chances en el segundo tiempo. De todas formas, el empate deja al equipo naranja con un sabor amargo.

Publicado por Manuel Luquet

Periodista. Redactor.