lunes, febrero 26
buenos aires, argentina
21.7°C

Noticias

Una enorme injusticia

El sábado, en uno de los primeros horarios, Los Toritos perdieron 4-3 ante Lazio por la cuarta fecha del Torneo Apertura 2018. Sin dudas ha sido la derrota más injusta que sufrió el conjunto Naranja en lo que va del torneo, dados los planteos de cada equipo y la producción futbolística dentro del campo de juego. En el final del partido algunos jugadores expresaron bronca, otros tristeza, pero una idea generalizada invadió al equipo: ¿Qué más hay que hacer para ganar?

Desde el comienzo Los Toritos se posicionó en el campo rival para jugar el partido y asumió el dominio de la pelota. Con el regreso de Maiorana en la defensa, Bernasconi por la banda derecha, y el doble 5 Vega – De Benedetto (cada día más aceitado), la salida desde abajo fue limpia, eficaz y rápida. Eso le permitió al equipo saltar rápido las líneas y encontrarse en situación de ataque la mayor parte del tiempo. Sin embargo la mala fe de algunos jugadores rivales y su intención de ensuciar el partido hizo que hubiera interrupciones, lo cual atentó contra la voluntad de jugar de Los Toritos. Ricci, ubicado como volante izquierdo, no supo sobreponerse a esas acciones y jugó enojado, distraído, hasta que le tocó salir. En la mitad del primer tiempo llegó una ráfaga de goles. Tras una buena jugada colectiva, Bernasconi ingresó al área y le cometieron penal, que García cambió por gol. Un minuto después Lazio encontró el empate desde un córner. Los Toritos sacó del medio, circuló la pelota con criterio, y luego de una gran seguidilla de pases cabeceó García en el segundo palo para el 2-1 parcial. Antes del entretiempo Lazio llegó al empate con un golazo de tiro libre al ángulo.

En el segundo tiempo el desarrollo fue prácticamente igual: un equipo intentó jugar, puso la pelota contra el césped, la hizo circular, tuvo paciencia, fue punzante, y dejó todo en cada jugada. El otro sólo se dedicó a pegar y tirar pelotazos al área para aprovechar la altura de sus jugadores y la floja defensa del equipo Naranja. Así, y con una contra marcada por la fortuna, Lazio se impuso 4-3 y se llevó tres puntos que no justificó desde el juego.

La desesperanza y el pesimismo invaden al plantel. Aún no se consiguió un triunfo en el torneo. Se jugó un gran partido y no se pudo ni siquiera empatar. Es duro. Son datos objetivos innegables. Tan ciertos como que el grupo se está consolidando, que el goleador García está en un gran momento, que el doble 5 es un eje fundamental con buen funcionamiento en la estructura del equipo, que el regreso de Bernasconi y Funes da mucho aire y juego en el mediocampo, que Ricci siempre esperanza con la gambeta y el engaño, que a la defensa, con el arquero incluido, se le pueden marcar errores (como a todos) pero nunca cuestionar su actitud y ganas de ganar. Los grandes equipos no son aquellos que ganan todos los partidos, sino los que ganen, empaten o pierdan, sostienen una idea de juego hasta el último minuto con orgullo y pasión. Perder no es vergonzoso si se deja todo y se lo asume como una circunstancia del juego. Ya llegarán los triunfos. Lo importante es transitar el camino con la convicción necesaria para ser un equipo ganador.

Fabio López

Inseguro en las salidas para cortar centros, el rival lastimó mucho por esa vía.

Agustín Guillén

Nervioso e impreciso en la salida con la pelota. Correcto en la marca a pesar de un error en el cuarto gol rival.

Francisco Guglielmotti

Mejoró en la salida y defendió bien. Faltó agresividad en algunas pelotas paradas.

Martín Maiorana

Fue el más claro para salir desde abajo. Aportó orden y marca. Otra vez lo amonestaron por una protesta exagerada.

Esteban Bernasconi

Con un gol y una asistencia fue el volante más determinante en ataque. Marcó y corrió mucho. Gran partido.

Julián De Benedetto

Seguro y claro con la pelota en ¾ de cancha, se acopló bien para marcar la salida rival. Debe mejorar la pegada.

Maximiliano Vega

Pase, marca, orden y juego, todo eso aportó el 5. Muy buena actuación.

Pablo Ricci

Inquieto e intenso en los primeros minutos, consiguió varias faltas, pero se fue rápido del partido. Terminó jugando un sólo tiempo.

Dany Garcia

Doblete y asistencia para el goleador en un comienzo de torneo impecable.

Guillermo Funes

Se notó su falta de ritmo (volvió de una lesión). Tuvo poco contacto con la pelota. El equipo espera contar con él para el próximo partido.

Rodrigo Montechiesi

Jugó poco pero cumplió bien la función. No pudo dominar una pelota que podría haber sido el empate.

Cristian Ardito

Regresó luego de un largo tiempo y le costó. Desconectado del equipo, no logró aportar el juego veloz que lo caracteriza.

Publicado por Manuel Luquet

Periodista. Redactor.